41 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso o son obesos, según un reciente informe de OMS



El informe, realizado por la Comisión para el Fin de la Obesidad Infantil, advierte sobre el crecimiento del sobrepeso y la obesidad infantil a nivel mundial y detalla una serie de recomendaciones para los gobiernos a fin de prevenir y luchar contra esta epidemia, entre las que se destaca la restricción de la publicidad de alimentos no saludables.

(Buenos Aires, 26 de enero). La Comisión para el Fin de la Obesidad Infantil presentó un reporte sobre los alarmantes niveles de sobrepeso y obesidad infantil en el mundo. El material refleja que 41 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso o son obesos y que el mayor crecimiento de la epidemia ocurre en los países de bajos y medianos ingresos. A su vez, señala que la prevalencia de sobrepeso en niños menores de 5 años aumentó de 4.8% en 1990 a 6.1% en 2014, es decir, de 31 millones de niños afectados en 1990 a 41 millones en 2014.

Frente a este panorama, el documento destaca la necesidad de que los gobiernos avancen con el diseño e implementación de políticas públicas que reviertan esta tendencia y garanticen un entorno saludable para los niños. El reporte brinda 6 recomendaciones centrales para los gobiernos:

Promover el consumo de alimentos saludables y desalentar el consumo de alimentos no saludables. En este punto se destacan dos medidas: impuestos a las bebidas azucaradas y restricción de la publicidad de alimentos no nutritivos

Fomentar la actividad física y desalentar el sedentarismo en niños y adolescentes
Cuidado en el embarazo y preconcepción

Promoción de hábitos alimenticios saludables y actividad física desde la niñez

Implementar medidas que fomenten los entornos escolares saludables. En este sentido, el reporte recomienda prohibir la venta de alimentos y bebidas no saludables en escuelas

Control del peso

Actualmente, señala el material, los niños crecen en un entorno obesogénico, es decir, un ambiente que alienta el aumento de peso y la obesidad. El marketing de alimentos no saludables y bebidas es uno de los principales factores que influye en el aumento de los índices y es por ello que el reporte recomienda restringir la publicidad de estos productos en todos los niveles ya que los padres y cuidadores también son target de estas publicidades.

Desde FIC Argentina alentamos la adopción de medidas que busquen crear hábitos saludables desde la niñez y, de esta manera, proteger y garantizar los derechos de los niños.

Click acá para ver el reporte “Ending Childhood Obesity” (disponible en inglés)


ALIMENTACIÓN

ALIMENTACIÓN

Los hábitos alimentarios no saludables favorecen la aparición de enfermedades que empeoran la calidad de vida.

ACTIVIDAD FÍSICA

ACTIVIDAD FÍSICA

El sedentarismo afecta a gran parte de la población e incrementa las posibilidades de adquirir enfermedades.

ALCOHOL

ALCOHOL

El consumo problemático de alcohol es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles.