En el Conurbano Bonaerense el 41% de los trabajadores continúan expuestos al humo de tabaco ajeno



Así lo refleja una encuesta realizada por FIC Argentina para evaluar el cumplimiento de la ley provincial que establece ambientes 100% libres de humo de tabaco. En el Día Mundial del Aire Puro, que se celebra el 20 de noviembre, se alerta sobre el alto nivel de exposición al humo de tabaco en el conurbano y en el Gran La Plata, especialmente en los espacios laborales y lugares públicos.

(Buenos Aires, 18 de noviembre de 2014). Una encuesta realizada por la Fundación Interamericana del Corazón Argentina a una muestra de 1600 personas de entre 15 y 74 años que residen en el primer y segundo cordón del Conurbano Bonaerense y en el Gran La Plata, demostró que el 41% de los trabajadores continúan expuestos al humo de tabaco ajeno en su lugar de trabajo y el 61% está expuesto al humo ajeno en lugares públicos cerrados, a pesar de la vigencia de la ley provincial N° 14.381.

Esta normativa, vigente en la Provincia de Buenos Aires desde el año 2012 y modificatoria de la ley N° 13.894, indica que todos los espacios cerrados públicos o privados de acceso público deben ser 100% libres de humo de tabaco. No obstante, la falta de reglamentación de la ley provincial impide su total cumplimiento y fiscalización.

El relevamiento, realizado en septiembre de 2014, reflejó que las violaciones a la ley en los espacios laborales son muy frecuentes, especialmente en el sector público donde el 49% de los trabajadores afirmó estar expuesto al humo de tabaco ajeno. En el sector privado, el porcentaje disminuye a 38% pero sigue siendo una cifra muy elevada. Además, el estudio reveló que los trabajadores de menor nivel educativo se encuentran más expuestos que los de mayor nivel educativo (47% y 36%, respectivamente).

Esta situación implica una discriminación hacia los trabajadores ya que al estar expuestos al humo de tabaco ajeno, no están protegidos ni están garantizadas sus condiciones de seguridad laboral y deben desarrollar sus tareas en un ambiente contaminado por más de 7 mil sustancias químicas presentes en el humo de tabaco (al menos 70 de ellas son cancerígenas, como el benceno o el arsénico).

Por otra parte, la encuesta indicó que 6 de cada 10 personas están expuestas al humo de tabaco ajeno en lugares cerrados de acceso público como bares, restaurantes, salas de juego, edificios públicos, universidades, escuelas, etc., y que la exposición es mayor en los jóvenes menores de 30 años (68%) que en los mayores de esa edad (58%).

“A partir de los datos arrojados por la investigación, vemos que la ley se viola con frecuencia en el Conurbano Bonaerense y en el Gran La Plata y que la exposición a humo de tabaco ajeno golpea más fuertemente a los jóvenes y a los trabajadores (particularmente a los de menor nivel educativo), a pesar de que la normativa vigente es de carácter universal y rige hace más de dos años. El poder ejecutivo tiene el deber de hacer cumplir la ley y por ello es urgente su reglamentación y fiscalización a fin de proteger el derecho de todos los trabajadores sin discriminación y desincentivar el consumo de tabaco en jóvenes”, sostiene Marita Pizarro, directora de proyectos de FIC Argentina.

Si bien los resultados de la encuesta indicaron que existe un amplio conocimiento del daño a la salud que ocasiona la exposición al humo de tabaco y que casi la totalidad de la población del Conurbano Bonaerense y el Gran La Plata conoce y apoya la normativa de ambientes 100% libres de humo, los niveles de violación a la ley son muy elevados, así como el desconocimiento sobre los mecanismos para denunciar los casos de incumplimiento. En este sentido, 9 de cada 10 personas declaró no saber cómo ni dónde hacer la denuncia ante el incumplimiento.

En Argentina, 6000 personas que no fuman mueren cada año como consecuencia de la exposición al humo de tabaco ajeno. Esta exposición aumenta un 30% el riesgo de sufrir infarto de miocardio, más de un 20% el riesgo de sufrir cáncer de pulmón y hasta un 70% el riesgo de cáncer de mama en mujeres jóvenes, entre otros daños. En consecuencia, no hay ningún nivel seguro de exposición al aire contaminado por humo de tabaco. Por eso la medida más efectiva para proteger la salud es la implementación de ambientes cerrados 100% libres de humo de tabaco.

Click acá para conocer más sobre ambientes libres de humo


DOCUMENTOS RELACIONADOS


ALIMENTACIÓN

ALIMENTACIÓN

Los hábitos alimentarios no saludables favorecen la aparición de enfermedades que empeoran la calidad de vida.

ACTIVIDAD FÍSICA

ACTIVIDAD FÍSICA

El sedentarismo afecta a gran parte de la población e incrementa las posibilidades de adquirir enfermedades.

ALCOHOL

ALCOHOL

El consumo problemático de alcohol es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles.