Ambientes 100% libres de humo


No hay ningún nivel seguro de exposición al aire contaminado por humo de tabaco. La implementación de ambientes 100% libres de humo en todos los sitios cerrados de acceso público y lugares de trabajo es la única manera de garantizar que todas las personas estén protegidas.

En 2011 Argentina sancionó la Ley Nacional N° 26.687 de control de tabaco que establece la implementación de ambientes 100% libres de humo en todos los espacios cerrados de acceso público y lugares de trabajo. A pesar de este gran avance, el 25% de los trabajadores y trabajadoras aun está expuesto al humo de tabaco ajeno, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2013.

Un ambiente es 100% libre de humo de tabaco cuando no está permitido fumar en su interior y no admite falsas soluciones como los sectores para fumar, la separación estructural, la ventilación o los aparatos purificadores de aire. Esto implica, por lo tanto, que sólo está permitido fumar al aire libre y lejos de las aberturas para evitar que los tóxicos del tabaco ingresen y contaminen los espacios interiores.

La comunidad científica internacional ha establecido que los ambientes cerrados totalmente libres de humo de tabaco son una de las herramientas más eficaces para controlar la epidemia del tabaquismo y proteger a todas las personas de los efectos de la exposición al humo de tabaco ajeno. Por este motivo, deben aplicarse a todos los espacios cerrados de acceso público y lugares de trabajo.



ALIMENTACIÓN

ALIMENTACIÓN

Los hábitos alimentarios no saludables favorecen la aparición de enfermedades que empeoran la calidad de vida.

ACTIVIDAD FÍSICA

ACTIVIDAD FÍSICA

El sedentarismo afecta a gran parte de la población e incrementa las posibilidades de adquirir enfermedades.

ALCOHOL

ALCOHOL

El consumo problemático de alcohol es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles.