Todavía se fuma en salas de juego de la Provincia de Buenos Aires



La falta de reglamentación de la ley de ambientes libres de humo provincial impide su total cumplimiento, afectando la salud de trabajadores y visitantes de estos lugares.Está comprobado que la exposición al humo de tabaco daña la salud de las personas que no fuman, pues les aumenta el riesgo de numerosas enfermedades.

FIC Argentina advierte que algunos bingos de la Provincia Buenos Aires están incorporando a sus instalaciones sectores para fumar. A partir de un relevamiento, se evidenció la existencia de “Clubes de fumadores” en los bingos de las localidades de Avellaneda, Florencio Varela, Olavarría, Pilar y Quilmes, en la

La normativa que está vigente en la Provincia de Buenos Aires desde agosto de 2012, Ley N°14.381, modificatoria de la Ley N° 13.894, indica que todos los espacios cerrados públicos o privados de acceso público deben ser libres de humo de tabaco pero establece como excepción a los “Clubes para fumadores de tabaco”. La falta de reglamentación permite que algunos puntos de la ley no estén definidos concretamente, dejando un margen para que la figura de “Club de fumador” se aplique a conveniencia sin restricciones y en perjuicio de la salud.

En cambio, la reglamentación de la Ley Nacional hace una definición de los “Clubes de fumadores” y estipula requisitos estrictos de habilitación, impidiendo su funcionamiento en establecimientos con actividad comercial y en donde se desempeñan trabajadores, tales como discotecas, restaurantes y salas de juego. El hecho de que a nivel nacional se haya avanzado restringiendo al máximo la habilitación de estos espacios y tratándose de una ley que protege el derecho humano a la salud, fija un estándar que debería ser respetado por la Provincia de Buenos Aires sobre la base del principio constitucional de no regresividad de los derechos; es decir que, una vez que se avanzó en la protección de un derecho fundamental, esa protección no puede ser desconocida.

“En el último tiempo, empezaron a surgir los ‘Clubes de Fumadores’ en los bingos, que antes no existían y no son otra cosa que sectores habilitados para fumar. Tras muchos años de lucha para lograr un país 100% libre de humo, esta situación representa un retroceso en la protección del derecho a la salud”, señala Marita Pizarro, directora de proyectos de FIC Argentina. “Un reglamento impediría esta interpretación ambigua pero a 1 año de la sanción de la ley provincial, se encuentra demorado. Desde FIC Argentina y con el apoyo de ALIAR (la Alianza Libre de Humo de Tabaco Argentina) hemos realizado reiterados pedidos de acceso a la información pública al Ministro de Salud de la Provincia y no obtuvimos respuesta”, agrega.

La actual existencia de sectores para fumar en los bingos desvirtúa el objetivo de la ley sancionada. Implica una discriminación hacia los trabajadores pues al estar expuestos al humo de tabaco ajeno, no están garantizadas sus condiciones de seguridad laboral. Además, se naturaliza la práctica de fumar en espacios cerrados, lo cual favorece la iniciación y el consumo de tabaco. La creación de este tipo de sectores separados para fumar ha sido promovida históricamente por la industria tabacalera para beneficiar su negocio, debilitando las políticas de salud y promoviendo la aceptación social del fumar.

El tabaquismo es la primera causa de muerte evitable en Argentina. El tabaco no solo afecta a las personas fumadoras; la exposición al humo de tabaco ajeno también es causa probada de enfermedad en las personas que no fuman, pues les aumenta el riesgo de infarto de miocardio, cáncer de pulmón, cáncer de mama, enfermedades respiratorias y otros daños. La implementación de Ambientes 100% Libres de Humo es una de las herramientas más eficaces en el mundo para controlar la epidemia del tabaquismo y proteger la salud.


ALIMENTACIÓN

ALIMENTACIÓN

Los hábitos alimentarios no saludables favorecen la aparición de enfermedades que empeoran la calidad de vida.

ACTIVIDAD FÍSICA

ACTIVIDAD FÍSICA

El sedentarismo afecta a gran parte de la población e incrementa las posibilidades de adquirir enfermedades.

ALCOHOL

ALCOHOL

El consumo problemático de alcohol es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles.