Declaración de Bangkok sobre la importancia de la actividad física para la salud global y el desarrollo sustentable



Del 16 al 19 de noviembre, en Bangkok, tuvo lugar el 6° congreso internacional de actividad física y salud pública bajo el lema “Vida activa para todos: gente activa, espacios activos, políticas activas”. Gabriela Lozano, de FIC Argentina, participó en el congreso y presentó un póster sobre la situación del sedentarismo en adolescentes de nuestro país.

A raíz del congreso, se lanzó una declaración que resalta la importancia de la actividad física en la salud global y en la prevención de las enfermedades no transmisibles. Además, la declaración destaca cómo una reducción en los niveles de sedentarismo en la población puede contribuir a alcanzar ocho de los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) para el 2030.

A su vez, la declaración llama a los gobiernos, decisores políticos, donantes y partes interesadas como la Organización Mundial de la Salud, Naciones Unidas y organizaciones de la sociedad civil a renovar los compromisos para invertir e implementar de forma sostenida acciones y políticas que busquen reducir el sedentarismo durante el curso de la vida y así disminuir la carga de enfermedades no transmisibles y alcanzar los objetivos planteados en la Agenda 2030; establecer un compromiso nacional multi sectorial y plataformas de coordinación; desarrollar capacidades de trabajo; incrementar la asistencia técnica y compartir experiencias; fortalecer el monitoreo y la vigilancia, y brindar y promover la colaboración, investigación y la evaluación de políticas.

Click acá para ver la declaración (disponible en inglés)

Click acá para conocer más sobre el congreso 2016


ALIMENTACIÓN

ALIMENTACIÓN

Los hábitos alimentarios no saludables favorecen la aparición de enfermedades que empeoran la calidad de vida.

ACTIVIDAD FÍSICA

ACTIVIDAD FÍSICA

El sedentarismo afecta a gran parte de la población e incrementa las posibilidades de adquirir enfermedades.

ALCOHOL

ALCOHOL

El consumo problemático de alcohol es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles.